LOS TÚNELES DEL VIETCONG

Publicado: 15/07/2009 10:48 por rutamudejar en VIAJES RUTEROS
20090715104844-1.jpg

Viajar a Vietnam (Viêt Nam, así lo escriben ellos y significa Hombres Viets, los viets eran una etnia procedente de China que se asentó por esos lares, esto lo sé porque en algunos WC pone nam phai, = para tíos, o nu phai, = para tías) y no visitar los túneles del Vietcong (abreviatura de comunistas vietnamitas) es como ir a Paris y no visitar la torre Eiffel.

Hay dos lugares donde poder ver los túneles, en el distrito de Cu Chi que está relativamente cerca de Saigón y en Vinh Moc que está cerca de Hué y Danang en la llamada irónicamente DMZ (zona desmilitarizada), cien kilómetros a cada lado del río Ben Hai, que dividía Vietnam en dos, y que fue la zona donde se produjeron la mayoría de las batallas claves de la guerra.

Los túneles de Vinh Moc son menos claustrofóbicos que los de Cu Chi, son más altos y más anchos, y son más auténticos porque no han sido adaptados para las visitas turísticas y están tal cual los construyeron, a distintos niveles a lo largo de un acantilado y con salidas a la playa, ya que los americanos a pesar de haberlos bombardeado con bastante saña, el exterior está lleno de cráteres descomunales, sólo acertaron una vez con un túnel pero lo hicieron con una bomba de perforación, a pesar de ello el espíritu práctico de los vietnamitas reconvirtió el cráter en orificio de ventilación. Parece increíble que dentro de esos túneles de 1,20 X 80 en las zonas más amplias y a más de 12 metros bajo tierra pudieran vivir personas durante tanto tiempo.

Los túneles de Cu Chi  pueden visitarse en dos lugares, en Ben Dinh (a los que pertenece la foto) o en Ben Duoc. Estos todavía fueron más atacados por los americanos ya que conocían su existencia y los bombardeaban y gaseaban constantemente. Las entradas eran como la trampilla que veis en la foto y las cubrían con hojas para no ser descubiertos, además algunas trampillas eran de pega y ocultaban trampas verdaderamente sádicas, por lo que los soldados americanos no sabían nunca si era la entrada de un túnel o era un pasaporte al otro barrio o para una pensión de invalidez. Estos túneles tienen zonas por las que la única forma de pasar es arrastrándose cual lombriz en medio de un charco de sudor del calor y el agobio que se puede sentir ahí dentro.

Como podeis observar en la foto algunas entradas no eran precisamente para gente fornida, aunque doy fe de que la chica logró introducir todo su cuerpo…

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.