LAS AZAFATAS DEL BRASIL

Publicado: 19/06/2008 10:12 por rutamudejar en EXPO 08

 

Empezó el espectáculo. Como tengo el abono nocturno sólo puedo entrar a partir de las 20:00 horas por lo que cuando entro en los pabellones teóricamente más interesantes hay unas colas del copón por lo que debido a mi alergia al personal voy entrando sólo en aquellos en los que no hay ni Dios ni amo. De momento he visto unos cuantos que no están mal como los de los Reinos de Aragón (espectacular el audiovisual de Carlos Saura), Marruecos, Jordania (hay arena del desierto) y Tailandia (no hay ladyboys ni body massage), en el Sultanato de Omán y en Emiratos. Por cierto en la mayoría de los pabellones moros hay unas tías bastante aceptables. Otros pabellones son una caca total como Dinamarca (ni siquiera las tías están buenas), Yemen, Nepal o India (estos tres últimos son tiendas, los únicos que han tenido un poco de vergüenza han sido los de Nepal que han puesto unas fuentes para disimular) o Latinoamérica (sólo se salvan las piezas del museo América), pero lo peor de toda la Expo con diferencia ¡¡¡son las azafatas de Brasil!!! ¡Vaya mierda! Y es que todavía no me lo puedo creer, si hay diez azafatas no hay ni una buena. Un país como Brasil donde hay más tías buenas que agua, y mira que el Amazonas es grande con avaricia. Aunque las hubiera elegido un ciego es imposible fallar tanto. Por ello deduzco que deben pagar una mierda, y luego dice Bibiano Aída que la prostitución no es digna, lo que no es digno es que las brasileñas potables no quieran trabajar en una expo sobre el agua.

Pero lo cierto es que no compré el abono nocturno por las azafatas sino para ver las actuaciones musicales. La verdad es que vista la programación queda un poco pobre por la falta de grandes nombres, pero a pesar de ello la programación es auténticamente exquisita (fuera de las mierdas habituales claro, que la gente con serrín en el cerebro también tiene derecho a disfrutar de los triunfitos y otras cacas). De lo visto en estos primeros días me resultó curiosa la ñoñez indie de los mexicanos Jesse y Joy que no conocía, horteras como siempre “los niños del brasil” rodeados de un público de cuarentonas con chupa de cuero negro, no defraudó Paul Collins, no confundir con Phill, (si alguien encarna los cánones del rock ese es Paul Collins, mirad en youtube si tenéis curiosidad y lo podréis comprobar con vuestras propias orejas) y maravilloso el concierto de Gilberto Gil con ese pedazo de mujer llamada María Rita (esa si que es una brasileña de verdad) y la gran voz de Margareth Menezes cantando Elí Elí (vedla en youtube). Afortunadamente Gilberto es un hombre listo y se dejó para el final a la gran dama de la canción brasileña llamada Gal Costa, pero que a mí me aburre en cantidades industriales por lo que aproveché para pirarme a ver el final del concierto de los Bellrays.

No tenía ni idea de quienes eran los Bellrays, sólo sabía que era un grupo bastante bestia en directo y que la cantante era muy cañera. Cañera e inmensa como bien pude constatar sin tener que acercarme demasiado al escenario (bajó ella). Una morena grande de cojones con el pelo superafro y el mismo vestido que podéis ver en el vídeo adjunto, donde está bastante más delgada por cierto, así que ya os podéis imaginar por donde le llegaba el mismo; un bajista clavadito al personaje de los gemelos jugadores de hockey de la famosa película de Paul Newman “El Castañazo” y un batería con cinta y pelo a lo Mark Knofler cuando éste tenía pelo claro, lamentablemente el guitarra es normal. Desde luego, pensareis, Rutero no tiene desperdicio como crítico musical, lleva una jartá de líneas y ni una sola palabra sobre el concierto. Bueno, pues los Bellrays son un grupo muy cañero que en el escenario no dan un respiro entre canción y canción, con muchas canciones espídicas en la línea de Ramones, otras recuerdan más a Lenny Kravitz e incluso algunas muy soul, con una voz impresionante de verdad, una mezcla muy curiosa que os recomiendo escuchar, pero que sobre todo os recomiendo si tenéis oportunidad verlos en directo, los discos a su lado... una mierda.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.