20080620152335-gafas.jpeg

 

Conocí a Ana en 1981. No era muy guapa, pero ya estaba harto de hacerme pajas. Lo que sí estaba muy bien es que tenía mucho pecho. Siempre me han gustado los pechos grandes… -dejó escapar un suspiro. Luego se le descolgó el pecho y nuestro matrimonio se fue al carajo. Le jodí la vida. Es algo que no puedo olvidar: le jodí la vida a esa mujer. ¿Te queda vino?

(…) En realidad, uno siempre trata de aliviar el sufrimiento. Mientras el sufrimiento que produce una confesión parece menor, uno habla; luego se calla, renuncia, se queda solo. Si Bruno necesitaba volver sobre el fracaso de su vida, probablemente era porque esperaba algo, un nuevo comienzo; tal vez era una buena señal.

-No es que fuera fea –siguió Bruno-, pero tenía una cara corriente, sin gracia. Nunca tuvo esa elegancia, esa luz que a veces irradia la cara de algunas chicas. Tenía las piernas un poco gruesas y no era cuestión de hacer que se pusiera minifaldas; pero le enseñé a ponerse unas camisetas muy cortas, sin sujetador; es muy excitante ver unos pechos grandes desde arriba…. (por cierto, las gafas le hacían gorda)

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comVanity Dust

Fabuloso, gran libro, preciosa y erótica foto

Fecha: 09/07/2008 13:39.


Añadir un comentario



No será mostrado.