20070621120820-reunionchireta.jpg

La contabilidad de un club es muy sencilla, sumas papelitos, pagas a las chicas y a los proveedores del pack putero (bebida+sabanita+condón) y de la protección (política, policial y judicial) y el beneficio se lo das a kas. Hice la contabilidad anual en un par de horas.

Kas estaba encantado conmigo y aproveché para sacarle algo de información sobre Artemio.

Ah, sí trabajó aquí de transformista.

¿Dónde podría encontrarlo?

No lo sé, aún sigue en la carretera. Me gustaría pedirte un favor, eres el mejor contable que he tenido y no me gustaría tener que prescindir de ti, invéntate la novela y deja de hacer preguntas sobre los Gabarre, hay gente que se puede mosquear, este es un lugar tranquilo y nos interesa que siga siéndolo, mientras manden los nuestros no nos faltará el trabajo y el negocio irá bien, somos un equipo, recuérdalo.

Tomé buena nota del consejo y fotocopié todo el cuaderno VIP por si el Doble Hache dejaba de ser un lugar tranquilo, siempre es bueno tener las espaldas cubiertas. Esto empezaba a olerme muy mal, en un cajón encontré una foto en la que estaban platicando de muy buen rollo un sacerdote, el gerente de un puticlub y un médico forense, una relación harto extraña, algo huele a podrido en el Doble Hache.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.