AGARRANDO AL TORO

Publicado: 11/02/2011 19:56 por rutamudejar en FRAGMENTOS LITERARIOS
20110211195638-toro.jpg

Hace unos días el puto rey concedió a mi admirado Mario Vargas Llosa el título de marqués de Vargas. Lamentablemente MVLL ha cedido a su vanidad y no ha renunciado al título, renuncia que hubiera sido consecuente con su vida y obra. Un ídolo rutero menos, pero no por ello dejaremos de seguir leyendo sus novelas con el mismo placer de siempre.

La concesión del Nobel a MVLL me pilló casualmente por tierras peruanas de camino a Bolivia donde pude adquirir la edición boliviana de noviembre de 2010 de Le Monde Diplomatique  por el ridículo precio de 10 bolivianos (1 €), teniendo en cuenta que en España cuesta 4€.

En el ilustre mensual de la belle gauche su director, Ignacio Ramonet, hacía una reseña del último libro de MVLL, "El Sueño del Celta", artículo que lamentablemente no se puede leer en su fuente original (cosas de esta extraña izquierda antipiratería), pero acá la tienen transcrita.

En ella, tras poner a caer de un burro a MVLL por sus ideas políticas, parafraseaba al propio MVLL cuando hablaba del novelista Celine:

Este admirador (MVLL) de Louis Ferdinand Celine, “un extraordinario novelista”, admite que el autor de Viaje al fin de la noche era también un “personaje repugnante”. Y añade: “Pero hay muchos personajes poco estimables que no obstante son extraordinarios escritores”.

Ciertamente, MVLL dijo esa frase cuando en una entrevista en La Nación (Buenos Aires) 13/03/06 le preguntaron: ¿Qué escritores detesta pero admira? 

MVLL contestó: -Por ejemplo, Louis-Ferdinand Céline, un extraordinario novelista que refleja un mundo negro, de sordidez, mediocridad y mezquindad, con ese verbo popular, sabroso, vulgar; y, al mismo tiempo, un personaje repugnante, un racista antisemita. Pero hay muchos casos de personajes poco estimables y, sin embargo, extraordinarios escritores.

Posteriormente, en marzo de 2008 escribió un artículo sobre Céline en el periódico de Lima "El Comercio" donde elogiaba al escritor de "Viaje al final de la noche" (1932) y "Muerte a crédito" (1936), novelas en las que el autor "arremete contra todo y contra todos, cubriendo de vituperios y exabruptos a instituciones, personas, creencias, ideas, hasta esbozar una imagen de la sociedad y de la vida como un verdadero infierno de malvados, imbéciles, locos y oportunistas, en el que solo triunfan los peores canallas y donde todo está corrompido o por corromper" (¿Os suena de algo?) y afirma literalmente "No  haber leído jamás unas novelas que se sumerjan tanto y con semejante placer y regocijo en la mugre humana, en toda ella, desde las funciones orgánicas hasta los vericuetos más puercos de los bajos instintos" (¡Vaya promoción!). Después de semejantes elogios en el aspecto literario habla sin tapujos del nazi y racista Céline que en su última entrevista antes de morir advertía del peligro amarillo, en palabras de MVLL "Nunca he olvidado esa cara del viejo Céline con la barba crecida y sus ojos enloquecidos, clavados en el vacío, mientras, apretando su puñito esquelético, su vocecita cascada rugía, frenética, ante la cámara: "¡Cuando los amarillos entren a Bretaña, ustedes, franceses, reconocerán que Céline tenía razón!" (se le fue la pinza al viejo, pero la silenciosa y pacífica invasión comercial asiática de la vieja europa ya está acá, en mi ciudad ya han abierto las primeras peluquerías... vietnamitas ¿con final feliz? habrá que ir a preguntar).

Actualmente Celine ha vuelto a ser objeto de polémica en Francia y MVLL ha salido en su defensa. Y es que, a veces en la vida hay que agarrar al toro por los cuernos...

                     

Share/Bookmark

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.