20090518120716-benedetti.jpg

 

No soy lector de poesía, pero sí es verdad que hay poetas que llegan al alma, uno de ellos es sin duda Mario Benedetti, el poeta del enigma. Aquí tenéis uno de sus poemas, podéis elegir entre leerlo, escucharlo en boca del propio poeta o escuchar la canción de Serrat. Como de costumbre en este país de necrófilos hoy los telediarios nos abrasarán con su vida y muerte y mañana reeditarán sus obras completas para olvidarlas pasado mañana, el negocio es el negocio, ni la poesía se libra de él. Nosotros seguiremos leyéndole de vez en cuando, para tratar de resolver otro melancólico enigma.

 

Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
entonces dominguea el almanaque
vibran en su rincón las telarañas
y los ojos felices y felinos
miran y de mirar nunca se cansan.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
es una vocación para las manos
para los labios es casi un destino
y para el corazón un despilfarro
una mujer desnuda es un enigma
y siempre es una fiesta descifrarlo.


Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera una luz propia y nos enciende
el cielo raso se convierte en cielo
y es una gloria no ser inocente
una mujer querida o vislumbrada

desbarata por una vez la muerte.

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.