EL PRECIO DE LA LIBERTAD

Publicado: 10/02/2009 10:59 por rutamudejar en GARGANTA PROFUNDA
20090210105922-censura.jpg

 

Expresarse con libertad ha sido históricamente un mal negocio y si a eso le añadimos los tabúes de una sociedad pacata hasta extremos insospechados nos encontramos con la censura. La censura no la ejerce necesariamente el poder político, religioso o económico, puede existir la espontánea censura social. Somos capaces de ver en televisión sin sentir emoción alguna atrocidades diversas (lectura recomendada: Exhibición de Atrocidades de J.G. Ballard), violencia, gente que se muere de hambre… sin embargo somos capaces de censurar el placer del otro.

Una abogada ha sido despedida por escribir un blog con relatos calientes en sus ratos de ocio. Si lo hubiera escrito de forma anónima no le hubiera ocurrido, pero sus ansias de notoriedad (o su ingenuidad) le han costado caras, ¿volveremos a las cavernas? ¿Acabaremos teniendo que vivir una esquizofrénica doble o triple vida para poder ser nosotros mismos en alguna de ellas?... Afortunadamente todavía queda gente que ni se vende ni se esconde, como dice Deidre Dare al inicio de su blog:  I have no intention of giving everything to a cock on a horse with a bright diamond ring (no tengo intención de dar todo por una polla de caballo con un anillo de diamantes), como declaración de intenciones no está nada mal.

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comGecé

En cambio en España tenemos a Ilmos. Sres. Registradores de la Propiedad que ganan premios de narrativa erótica. No todos son como Rajoy pongo por caso.

Fecha: 10/02/2009 20:49.


gravatar.comGecé

Cuanto cuesta recargar esto, Sr. Administrador... también quería comentar que lo del despido de la abogada useña parece una aplicación extensiva de un concepto del Derecho del Trabajo, las "empresas de tendencia".

Fecha: 10/02/2009 21:02.


Añadir un comentario



No será mostrado.