Como todo lo viviente, en primer término el hombre necesita satisfacer su hambre y su instinto sexual. La sociedad actual niega lo segundo por lo que hay un agudo conflicto entre las exigencias naturales y ciertas instituciones sociales. El problema del matrimonio exige pensar con claridad. El matrimonio no es meramente un asunto de amor, como se pretende por un lado, ni una institución económica, como se dice por otro. Es la forma en que los procesos económicos y sociales han encerrado las necesidades sexuales. Las necesidades sexuales y económicas, sobre todo en la mujer, se han combinado con el deseo de matrimonio, sin contar con la ideología adquirida desde la más tierna infancia y la presión moral de la sociedad. Todo matrimonio enferma debido al conflicto siempre creciente entre las necesidades sexuales y las necesidades económicas. Las necesidades sexuales no pueden ser satisfechas con un solo y mismo compañero sino durante un tiempo limitado. Por otra parte, la dependencia económica, las exigencias morales y la costumbre trabajan por la permanencia de la relación. Ese conflicto es la base de la miseria conyugal. Los conflictos conyugales generalmente aumentan cuando disminuyen la atracción y el placer sexuales. Toda supresión de las necesidades sexuales produce odio y agresividad. Así se comienza a comprender los rasgos de carácter crueles en los individuos que sufren de una insatisfacción sexual crónica.

 

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comGecé

Interesante texto que merece una detenida lectura. Las últimas líneas me sugieren, en una primera aproximación, que en lugar de suprimir las necesidades sexuales lo que habría que hacer sería superarlas, cosa que lleva esfuerzo y abnegación (en el sentido de negarse a sí mismo) con los que uno puede salir fortalecido. El resto del texto requiere un análisis más detenido.

Fecha: 27/05/2007 20:47.


Armando

Excelente descripción de la miserable realidad del matrimonio. A los que estéis casados, por favor, reflexionar con sinceridad si os esta ocurriendo esto, y por favor, sed valientes y comentarlo. Los que estamos solteros y queremos dejar de estarlo debemos reflexionar si realmente vale la pena. Además tenemos que contar que en un divorcio los hombres perderemos buena parte del salario, la vivienda y lo que es más importante, el amor de nuestros hijos a los que nos obligaran a abandonar.

Fecha: 30/05/2007 12:41.


gravatar.comGecé

Armando, no sé si habrá comentarios de casados y arrejuntados (parejas de hecho, por ser más correcto). A todos nos cuesta mirarnos en el espejo y tal vez les exijas mucho a los emparejados, examinar su situación y encima compartirla. Ya sé que "Arrojar la cara importa, que el espejo no hay por qué". Por lo visto es el primer año que en España hay más divorcios que bodas. La regla general es que en las crisis de pareja el hombre lleva siempre las de perder y con demasiada frecuencia la mujer utiliza a los hijos como arma arrojadiza. No intento exculpar a los parricidas de sus cónyuges, generalmente varones, pero tengo claro que como la mujer normalmente no lleva las de ganar en la violencia física, utiliza la psíquica.

Fecha: 30/05/2007 16:44.


Putero

Segú Kipling: "Una buena mujer es simplemente una mujer, un cigarro es fumar". A buen follador sobran las palabras

Fecha: 30/05/2007 19:44.


Putero

Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo.

Fecha: 30/05/2007 19:50.


gravatar.comGecé

Qué puntazo de vídeo. Para algunos, una gracia, para otros una advertencia, para otros una triste realidad. ¿Cuánta gente habrá en esta situación? Es como lo de la cifra oscura del crimen, lo que no se denuncia, lo que no trasciende... De todos modos una vieja amiga me dice que a menudo los hombres pensamos más con la cabeza de abajo que con la de arriba, así que mejor seguir el último consejo de Putero: huir. "Soldado que huye no muere" dicen en Italia.

Fecha: 31/05/2007 21:36.


Celedonio Carrasca

Un vídeo impresionante y muy realista. De todos modos se ve que es una mujer comprensiva y moderna que intenta que su no tenga una razón. Lo normal es el no porque no.
También desconoce la fisiología femenina, pues cuándo más desea una mujer hacer el amor es cuándo tiene la regla.
Si tu mujer no quiere hacer el amor contigo cuándo tiene la regla sólo puede significar dos cosas, o que ya no te desea o que no sabes hacer el amor.

Fecha: 03/06/2007 22:49.


Manolo

Aviso a navegantes. A diferencia de los comentaristas anteriores yo tengo pareja e hija. Dicho esto daré alguna reflexión personal sobre hombres, mujeres y parejas.
La primera es sobre que buscáis de una mujer. Si es sólo sexo (el comentario de Putero y el cigarro es claro), entonces ya no hay más dudas: el rollo que podáis conseguir o las profesionales. Desde luego os ahorraréis disgustos...y también ilusiones y alegrías que no podréis nunca sentir: los que se crean en la pareja y los que dan los hijos (estos últimos por supuesto también dan sinsabores).
Porque además, y es una segunda idea al hilo de vuestros comentarios, tengo la sensación de que tenéis miedo. Es como si dijerais: "cuidado, no voy a intentarlo porque si sale mal seré yo el más perjudicado". Desde luego si no arriesgas no lo sabrás.

Fecha: 04/06/2007 03:02.


Manolo

Desde luego los posibles problemas y dificultades son muchas. Cuentan que Darwin, una vez de regreso de sus viajes en el Beagle, se puso a decidir si se casaba o no. Para ello escribió en un papel (que se conserva hoy en día) dos columnas bajo los epígrafes "Argumentos a favor" y "Argumentos en contra". Dentro de estos últimos estaban el tiempo libre que iba a perder, el tener que relacionarse con la familia de su mujer...Decidió que de momento era mejor tener un perro. Sin embargo tuvo la desgracia, o la suerte, de que apenas unas semanas después apareció Emma (por cierto prima hermana suya) y fue el gran amor de su vida, con la que tuvo muchos hijos.
En definitiva, entre esa pareja ideal en la que cada uno de sus miembros es un espejo para el otro y se ayudan a crecer mutuamente como personas, entre esa pareja vista como aumento de posibilidades para los dos y la posibilidad contraria de pareja que se convierte en un infierno y en la que el pensamiento más positivo es "mejor sólo que mal acompañado", entre esos dos extremos, se encuentran todas las posibilidades imaginables, toda la gama de grises que va del blanco al negro. Por todo lo anterior, y porque no hay predicción cierta de cómo te vayan a ir las cosas (ni a vosotros ni a mi, tanto hoy como mañana o dentro de diez años), que sea cada uno el que decida su camino. Pero hacedlo sin miedo.

Fecha: 04/06/2007 03:59.


Kaizen

Bien visto Manolo. Además, y sobre la temática del video, están las diferencias biológicas entre hombre y mujer. Transcribo parte de una entrevista de Punset a la Doctora Louann Brizendine.
"A veces, cuando pensamos en el cerebro, como está en el cráneo, está ahí dentro de nuestro cráneo, nos cuesta entender que, si lo pudiéramos ver desplegado, observaríamos que tiene muchas zonas muy pequeñas, que son como miniórganos dentro del cerebro. Sin duda, si miramos la zona del estímulo sexual, veremos que es de 2 a 2,5 veces más grande en el cerebro masculino, por ejemplo…y, por supuesto, en la pubertad, cuando los chicos tienen entre 9 y 15 años, los niveles de testosterona empiezan a aumentar y se multiplican por veinticinco (¡y multiplicarse por 25 en biología es una cifra enorme!), así que esta testosterona empieza a activar los circuitos masculinos de estímulo sexual: los jóvenes empiezan a tener fantasías sobre partes del cuerpo femenino y sobre la actividad sexual. Manifiestan su conducta sexual a través de fantasías sobre la mujer. Es importante recalcar que esto no implica que el cerebro femenino haga que la mujer no esté también interesada en el sexo, ¡por supuesto que lo está! La sexualidad de las chicas también cambia en la adolescencia a medida que se incrementa el estrógeno en el cerebro, y también, un poco, la testosterona… pero lo que las chicas empiezan a desear es resultar sexualmente atractivas para los hombres, ¡en todas las culturas! La adolescente pasa mucho tiempo frente al espejo, de compras… el autoadorno aparece en todas las culturas… pensemos en algunas tribus africanas, en las que las chicas se mueren de ganas de llegar a la pubertad para alargarse los lóbulos de las orejas… o los labios… lo que corresponda a su cultura"

Fecha: 04/06/2007 04:07.


Kaizen

Y de la misma entrevista sacamos esto para Celedonio:
"...los medios de comunicación nos inundan de imágenes que nos instan a ser atractivas, pero estos circuitos son naturales en el cerebro femenino para expresar la sexualidad, especialmente antes de la ovulación. Ése es el momento en el que las mujeres coquetean más para intentar atraer el interés de los hombres hacia ellas. A veces las propias mujeres no se dan cuenta, o tal vez sí, tal vez se percaten de que se ponen un poco más de pintalabios ese día, o coquetean un poco más para intentar interesar a un hombre. El momento de mayor estímulo sexual de la mujer se sitúa en torno a dos días antes de la ovulación, así lo ha diseñado la Madre Naturaleza...Para que nos sintamos tentadas a practicar el sexo y quedarnos embarazadas… para que haya esperma aguardando cuando salga el óvulo..."

Fecha: 04/06/2007 04:15.


Kaizen

Por último, un asunto importante : la relación entre estrés y sexo. De nuevo Louann Brizendine.
"Hay algo interesante relacionado con el hecho de que el estrés repercute de una manera distinta según el sexo de la persona: sabemos que, en realidad, cuando los hombres están estresados tienen un mayor apetito sexual. En cambio, si las mujeres están estresadas, su interés sexual disminuye. Para los biólogos evolutivos, esto se debe a que el macho solamente debe depositar el semen, el esperma, y luego marcharse; mientras que la mujer debe sobrellevar el embarazo… y si siente que el entorno es demasiado estresante para quedarse embarazada, en nuestros antepasados, en la Edad de Piedra, tal vez eso significaba que no había suficiente comida para mantener el embarazo y tener el niño, ¿sabes? Así que, según esta hipótesis, el apetito sexual femenino se reduce en condiciones de estrés, porque el cuerpo y el cerebro no perciben que el entorno sea seguro."

Fecha: 04/06/2007 04:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.