LA FUNCIÓN DEL ORGASMO

Publicado: 16/05/2012 18:46 por rutamudejar en LO MEJOR DE RM

La educación actual, al acorazar al individuo contra el displacer, hace al ser humano incapaz de experimentar placer. El placer y la alegría de vivir no pueden concebirse sin una lucha, sin experiencias dolorosas y sin un combate displacentero consigo mismo. La salud síquica se caracteriza por la alternancia de la lucha dolorosa y la felicidad, del error y la verdad, de la equivocación y la reflexión sobre ella, del odio racional y el amor racional, en pocas palabras, la vitalidad plena en todas las posibles situaciones que pueda presentar la vida. La capacidad de tolerar lo displacentero y el dolor sin huir amargamente a un estado de rigidez van parejas con la capacidad de recibir felicidad y dar amor. En contraste con esto nuestros conceptos sociales y educación europeos han convertido a los jóvenes en personas crónicamente malhumoradas, incapaces de experimentar placer.


Todas las personas tienen un anhelo natural y las condiciones sociales les impiden alcanzar su finalidad. Las leyes relativas a la cultura, la religión y el matrimonio son leyes contra el sexo. No existe otro interés que influya más en la persona que el interés sexual. La libido, la energía del instinto sexual, es el motor central de la actividad síquica. Por eso la persona sexualmente completa es culturalmente la más productiva. Que las perturbaciones psíquicas son el resultado de la represión sexual es un hecho establecido ya que si no está acompañada de placer la eyaculación no disminuye la tensión síquica, por ello la higiene sexual es el punto central de la higiene mental. 


Solamente la liberación  (a través del orgasmo) de la capacidad natural de amor en los seres humanos puede dominar su destructividad sádica.


Lo que hace al hombre diferente de los demás animales es un entrelazamiento específico de procesos biofisiológicos, sociológicos y psicológicos. Un imprescindible requisito previo de una vida sexual sana y satisfactoria es la posibilidad de estar a solas con la pareja sin ser molestado. Ello significa vivienda adecuada para todos los que la necesitan.

NdRM: fragmentos extraídos del libro "La función del Orgasmo" de Wilhelm Reich

Share/Bookmark

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.