VIDA -JOSÉ HIERRO

Publicado: 28/06/2007 13:26 por rutamudejar en Así es la vida
20070628132612-cumbre.jpg

Después de todo, todo ha sido nada

a pesar de que un día lo fue todo.

Después de nada, o después de todo

supe que todo no era más que nada.

Grito !todo! Y el eco dice !nada!

Grito !nada! Y el eco dice !todo!

Ahora sé que la nada lo era todo,

y todo era ceniza de la nada.

(Era ilusión lo que creía todo

y que, en definitiva, era la nada).

Qué más da que la nada fuera nada

si más nada será, después de todo,

después de tanto todo para nada.

Comentarios  Ir a formulario

Kaizen

Extraordinario. Este poeta, este hombre aferrado a una botella de oxigeno para sobrevivir, expresó en estos versos la más grande verdad de nuestra existencia. Bravo.

Fecha: 28/06/2007 22:54.


Manolo

Cuando se muere las células empiezan a desintegrarse minutos después del último aliento y liberan enzimas que destruyen los tejidos. Las bacterias se multiplican de forma explosiva en los intestinos y se desplazan hacia el resto de los órganos a través de las arterias. El cuerpo pasa del verde al morado, y por ùltimo al negro. Durante la descomposición de los músculos y las vísceras, de la grasa y los nervios, se forman gases que inflan el cuerpo hasta tres veces su tamaño. Las uñas se desprenden, la piel se separa de la carne y se arruga. Lo que queda del ser humano se pudre...¿Eso es la nada?

Fecha: 29/06/2007 04:41.


gravatar.comGecé

Los versos de José Hierro me han evocado otros de José María Valverde que hablaba de la fugacidad de la belleza simbolizada en las rosas: "Mas qué importa morir cuando se ha sido, ¡y tanto!". Creo que son el contrapunto perfecto (quizás más esperanzado) al poema de José Hierro traído a colación por el moderador.
Por lo demás, Manolo, efectivamente, ésa es la nada del no creyente. De todos modos, un adagio latino dice que: "Mors omnia solvit", la muerte lo resuelve todo. O lo soluciona, según queramos verlo.

Fecha: 03/07/2007 17:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.