ASÍ ES LA VIDA

Publicado: 01/07/2016 22:05 por rutamudejar en APUESTAS DEPORTIVAS

 

Ya sé que este artículo llega un poco tarde, pero no puedo dejar de dar fe de los tremendos hechos históricos (dos roturas de pelotas incluidas) que se han producido en los playoffs de este año en la NBA. Tras dejarse la piel en la liga regular ganando 73 partidos (por 9 perdidos) batiendo el récord histórico de los Chicago Bulls de Jordan que sólo ganaron 72 en la temporada 95-96... se preveía que Golden iba a arrasar en playoffs, pero no fue así: tras arrasar 4-1 en las dos primeras eliminatorias contra Houston y Portland, llegó el hueso duro de Oklahoma que puso a Golden contra las cuerdas con un 3-1. Con 3-2 a su favor, Oklahoma tuvo la oportunidad de rematar la faena en casa, pero perdió 101-108... y ya en el último partido Golden no perdonó en Oakland y sentenció la eliminatoria 4-3. Se repetía la final del año pasado, pero esta vez Kyrie Irving no estaba lesionado y junto a un motivadísimo Lebron James salieron a por todas. En los dos únicos partidos jugados entre los dos equipos en la temporada regular Golden había ganado los dos, uno de paliza, pero eso había sido en diciembre y enero... el precedente no era halagüeño para Cleveland, pero ahora estábamos en junio. Comenzó la final con un claro 2-0 que hacía que las apuestas se decantaran todavía más por los de Curry, pero reaccionó Cleveland con una paliza en el tercer partido, ya en casa, pero duró poco la alegría porque Golden se puso 3-1 ganando el cuarto partido disputado en Cleveland en el que salió sancionado Green para el quinto partido por tocar los cojones de Lebron tras provocación...

Nunca nadie en una final de la NBA había remontado un 3-1... pero los Cavaliers ganaron el quinto en Oakland, gracias a una inoportuna lesión de Bogut que acabó su temporada, para volver a jugar el sexto e igualar la eliminatoria en casa y acabar ganando el séptimo en un igualadísimo partido que remató Kyrie Irving con el triple del vídeo. ¿Mala suerte? la verdad es que quizás la forzada del récord de liga regular lastró físicamente a Golden y eso se les notó en los playoffs, lesión de Bogut aparte, y se vió especialmente en Curry que en los últimos partidos se le vió mermado y frustrado, tanto que llegó a montar una bronca en el sexto partido sin venir mucho a cuento. Pero bueno, esto es así, también el año pasado los Cavaliers jugaron toda la final sin Irving. De todas formas, para mí, el ganador moral de la NBA de 2016 ha sido Oklahoma...

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.