PORNO NAZI

Publicado: 28/01/2013 22:48 por rutamudejar en LO MEJOR DE RM

Parece ser que a Adolfo le gustaba el porno... y bien duro, como las famosas películas rodadas en un bosque situado al norte de Hamburgo llamado Sachsenwald, aunque los títulos tampoco denotan una gran imaginación: "El bosque del placer", "Cazador "con trampas"" y "El despertar de la primavera". Dichas películas no sólo servían para el regocijo de los jerarcas (desconocemos si la tropa tenía acceso) sino que también se empleaban en transacciones comerciales, ya que es sabido que el Africa Korps llenó sus depósitos de gasolina gracias al interés de los beduinos por estas interesantes grabaciones... Más interesante si cabe fue el llamado Proyecto Borghild: una muñeca hinchable imprescindible en el kit de supervivencia del soldado alemán, le protegía de las enfermedades venéreas transmitidas por las putas francesas y ayudaba a mantener la disciplina (las violaciones se castigaban con la muerte). La chochona, producida a partir de caucho galvanizado, era rubia, de ojos azules, grandes tetas, entre 1.68 y 1.80 de estatura, labios carnosos, miembros articulados, vulva y vagina realistas, piel agradable al tacto, y mostraba solidez y vigor, ya que se enfrentaba a los rigores del frente y al ímpetu viril de los soldados. Escultores, peluqueros, expertos en elastolina, psicólogos y médicos trabajaron a destajo en la sex maschinen, bajo la atenta supervisión de Himmler y por supuesto, del Führer, pero justo cuando el primer prototipo estaba siendo perfeccionado, una bomba aliada destruyó la fábrica de Dresde y puso fin al proyecto Borghild. A pesar de lo morbosa y entretenida que resulta ser la historia el Proyecto Borghild es, con todos sus ingredientes, una mera leyenda urbana inventada por la revista Bild.

Share/Bookmark

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.