PERFORACIONES YPF

Publicado: 24/05/2012 23:03 por rutamudejar en RutaPolitik

Esta es una triste historia de amor. Repsol andaba perforando por Indonesia cuando en 1998 decidió vender sus concesiones a unos chinos para centrarse en Argentina. Desinversión le llamaron, yo prefiero llamarlo abandono, te dejo por otra con las tetas más grandes.

Esa otra se llamaba Menem, pero Repsol, que no es idiota, sabía que Menem podía ponerle los cuernos en cualquier momento, ya que es una tradición muy arraigada en Argentina, renacionalización le llaman… ya les había pasado a otros. Así que, haciendo uso de lo que en las transacciones internacionales se llama riesgo-país, decidió comprar con descuento, aunque de todas maneras la celestina Menem se llevó su comisión de intermediación.

Todo parecía que andaba realmente bien, Repsol ganaba pasta y los argentinos pagaban bien caro el combustible extraído en su propio país… hasta que llegó el Señor K, y decidió que ya valía de que Repsol se llenara los bolsillos sin dejar nada a los argentinos, por lo que recomendó a Repsol encontrar un socio local y, ofreciéndose como celestina desinteresada, le encontró un novio llamado Eskenazi (grupo petersen), pero como el novio no tenía dinero para comprar su parte, Repsol tuvo que prestárselo, con una condición, devolvería el préstamo con cargo a los dividendos que fuera cobrando. Por ello, si Repsol quería cobrar su préstamo tenía que repartir muchos dividendos, razón por la que K le permitía repartir en dividendos el 90% del beneficio obtenido. Todos contentos, K cobró sus dos comisiones (Repsol y Eskenazi) y los argentinos seguían pagando a precio de oro su propio combustible y a Repsol sólo le quedaba un 10% de los beneficios para invertir en prospecciones de nuevos yacimientos e incrementar la producción.... incluso a sus empleados les quedaba tiempo para visitar RM (IP oculta por su seguridad)......

A todo esto tuvieron la inmensa fortuna de hallar un fabuloso megayacimiento llamado Vaca Muerta, el problema es que se trata de un yacimiento de hidrocarburos no convencionales, es decir, de esos yacimientos que necesitan una inversión muy fuerte para su explotación y además son altamente contaminantes (ha de inyectarse una gran cantidad de agua mezclada con aditivos químicos para separar el petróleo de las arcillas).

Todo parecía ir bien hasta que murió el Señor K, entonces la viuda de K se dio cuenta de que Repsol sólo estaba reinvirtiendo el 10% de sus beneficios, razón por la que le exigió una mayor inversión. Repsol se puso a buscar una novia que pusiera dinero para invertir en la explotación de Vaca Muerta, pero entonces la viuda de K pensó….-Mejor lo hago yo y todo se queda en casa...

Así que expropió la parte de Repsol en YPF, manteniendo de momento en su propiedad al amigote de K, el ya nombrado Eskenazi (vaya apellido para un judío) que ya veremos ahora como paga el crédito a Repsol, y a los fondos de inversión norteamericanos (no se vaya a mosquear el negrito) Pero la reacción de Mariano Rajao y de su gobierno no se quedó atrás, actuando en su condición de accionista de Repsol, porque si no no se entiende....

Ahora, que ha pasado un tiempo, todo parece formar parte de una estrategia de Repsol para trincar más pasta con el justiprecio que aún está por fijar. Incluso existe la teoría de que Repsol exageró las reservas de Vaca Muerta para sacarles la pasta a unos chinos a los que querían colocar el 40% del negocio, y que la viuda de K se ha dejado llevar por la avaricia y ha expropiado humo…. 

Share/Bookmark

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.