SANTA TEÓDOTA MÁRTIR

Publicado: 02/08/2011 21:39 por rutamudejar en SANTORAL

Photobucket

Nuestra heroína de hoy, Santa Teódota de Tracia, sufrió el martirio en Filípolis. En el curso de una fiesta en honor de Apolo, el prefecto Agripa mandó que todos los asistentes ofrecieran sacrificios al dios Apolo. Teódota rehusó y fue acusada de desobediencia. Sometida a los interrogatorios, confesó ser prostituta, pero cristiana y no estaba dispuesta a renegar de sus creencias.

Agripa mandó que fuera azotada. Los que permanecieron junto a ella durante la flagelación, la exhortaban a que obedeciera las órdenes del prefecto para que se librase de los tormentos, pero Teódota mantuvo su constancia.

Después de los azotes, fue colgada de los postes y se desgarró su cuerpo con garfios de acero.  El prefecto mandó al verdugo que echase vinagre y sal en sus heridas, y al oírlo le dijo la infortunada: "Tan poco temo a tus tormentos, que te pido que los aumentes, los prolongues y los hagas más crueles, a fin de que yo pueda obtener mayor misericordia de Dios."

Para contentarla Agripa ordenó que le arrancaran los dientes, uno por uno, con las tenazas de hierro. Por último se condenó a Teódota a morir lapidada. Su cuerpo exánime, bañado en sangre y destrozado, pero aún con vida, fue transportado por los verdugos a las afueras de la ciudad y ahí comenzaron a lanzarle piedras, mientras ella levantaba la voz para orar: "¡Oh Cristo! ¡Tú que te mostraste benigno con la mujer pública; Tú que acogiste en el cielo al buen ladrón, dispénsame tu misericordia!"

Murió de esta manera, y su alma voló triunfante al cielo. ¡Qué tierno!

Share/Bookmark

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.