CARRERA EN EL ANNAPURNA

Publicado: 11/03/2010 20:03 por rutamudejar en AL MONTE
20100311200337-annapurna.jpg

 

Aunque parezca mentira el alpinismo también puede ser un deporte muy competitivo. Ahora estamos inmersos en la carrera por ser la primera mujer en conseguir ascender las 14 montañas de 8.000 metros (o más). De momento las destacadas son Miss Oh Eun-Sun, coreana de 43 años, sólo le queda el Annapurna, Miss Edurne Pasaban, de 36 años, le quedan el Sisha Pangma y el Annapurna, y Gerlinde Kaltenbrunner, austríaca de 39 años, a la que le quedan Everest y K2. Lamentablemente la alpinista coreana de 36 años Miss Go Mi-Sun se descolgó el pasado mes de julio de la carrera al morir descendiendo el Nanga Parbat, su undécimo 8.000.

Las autoridades chinas han contribuido al espectáculo prohibiendo el acceso al Sisha Pangma hasta el mes de abril, razón por la que Edurne Pasaban y Oh Eun-Sun se verán las caras en la ascensión al Annapurna durante este mes de marzo. Este suceso me recuerda la competencia entre las cordadas austríacas y alemanas por ver quien subía primero la cara norte del Eiger (vía donde fallecieron los míticos Rabadá y Navarro) , subió primero el austríaco Heinrich Harrer que luego lo narró en un libro titulado "La araña blanca" y que nada más bajar fue corriendo a ver a Hitler, que había seguido muy atentamente la ascensión por radio como si de un partido de fútbol se tratase, para hacerse la foto. Como recompensa Himmler lo enchufó en la expedición alemana de 1939 al Nanga Parbat (Pakistán) donde fue capturado por nazi por los británicos, escapándose del campo de concentración en 1944 y huyendo al Tíbet, el resto de la historia lo cuentan en la película "Siete años en el Tíbet", basada en el libro de Harrer.

Pues bien, a mi esto de las carreras en la montaña no me atrae lo más mínimo. Para mí la montaña es una búsqueda de espacios abiertos donde puedes expandir tus pensamientos y encontrarte a tí mismo, un lugar donde la naturaleza es como la vida misma, a veces bella y placentera y a veces hostil hasta la muerte. 

Probablemente, si bajan de esta montaña, pensarán lo mismo que pensó el primer hombre que holló su cima cuando descendió medio muerto de ella, el Señor Maurice Herzog:

"Con esta realización, una página se dobla.. una nueva vida empieza. Hay otros Annapurna en la vida de los hombres..."

Me permito añadir... y a veces mucho más jodidos, tanto que desearías no haber bajado nunca.

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.