Publicado: 10/01/2010 01:19 por rutamudejar en Distopías y Ucronías
20100110011909-31.jpg

El modelo orweliano perfecto sólo se da en países totalitarios (da igual el signo político), sin embargo en nuestros mal llamados "países democráticos" también se nos priva de la información veraz por medio de la censura que ejercen las líneas editoriales de los periódicos, toda su información está sesgada en función de sus intereses, ninguno es imparcial, o por la autocensura de algunos periodistas pesebreros (los favores se pagan) o temerosos del poder (la eterna amenaza del paro).

En el modelo de Huxley hay tantos medios de comunicación, (TV, radio, periódicos, blogs, twitter, microblogging o redes sociales) que lo que se genera en vez de información es ruido. Pero ese ruido puede ser reducido a información mediante las herramientas que proporciona internet, como por ejemplo las webs donde se comparten las noticias en función de los votos emitidos por los lectores o las páginas tipo google news que puedes configurar para recibir las noticias que realmente te interesan (estas no les gustan nada a los "creadores de contenidos") o los sistemas de sindicación tipo RSS o Atom que te proporcionan las actualizaciones de los sitios que tú eliges, por no hablar de los ya archiconocidos buscadores (la última generación es el interesante wolframalpha.com), la Wikipedia o la bomba llamada twitter (del que por cierto se burla una de las viñetas). 

Hoy en día, gracias a internet, ese exceso de información del que habla Huxley se está canalizando, siendo actualmente la red un mundo de activismo y solidaridad, derribando el imperio de la TV que nos conducía a la pasividad contemplativa y al egoísmo.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.