REFLEXIONEN

Publicado: 17/07/2009 14:10 por rutamudejar en FRAGMENTOS LITERARIOS
20090717141049-2009071357panties-portfn.jpg

 

Si yo no soy para mí mismo, ¿quién es para mí? y cuando soy para mí mismo, ¿qué soy? y si no lo soy ahora, ¿cuándo? Hillel (Ética de los padres), maestro talmúdico. Trata de equilibrar dos motivos en última instancia irreconciliables: egoísmo y generosidad.

Cuando era adolescente quería liberar al mundo entero movido por mi idealismo juvenil. Con el paso de los años y tras mucho indagar en mi propia alma mis pasiones y amores políticos fueron debilitándose poco a poco. Empecé a reformar mis aspiraciones: pensé en reformar el país, la ciudad, después sólo el barrio. Ya anciano me replanteé críticamente mis pensamientos y creencias y llegué a la conclusión de que la forma más efectiva de comprender y mejorar la condición humana consiste en centrarse en el individuo y aplicar el proceso de autoconocimiento. Judah Ben Samuel de Regensburg (predicador moral del siglo XVI). Hoy en día, los psicólogos son conscientes de la dificultad que entraña cambiar un solo rasgo del carácter de un individuo, y quizá sea esta la razón por la que a tantas personas idealistas les resulta más fácil amar a la humanidad que al vecino de enfrente.

 

Comentarios  Ir a formulario

Millán Astray

Para mejorar la humanidad hay que liquidar al hijoputa del vecino de enfrente, y al otro, y al otro, y al otro...

Fecha: 18/07/2009 19:37.


Salam

La religión reconcilia la generosidad y el egoísmo.
Se generoso en la tierra e irás al cielo.
Dicen que una vez dos aspirantes a santos se dieron de hostias hasta en el DNI para ver quien de los dos auxiliaba a un moribundo (quien murió sin auxilio pero muy entretenido).

Fecha: 18/07/2009 19:57.


Añadir un comentario



No será mostrado.