20070618112713-encuentra.jpg

Me fui a la Sociedad dando un paseo, me quedaba claro que las puertas de la Iglesia estaban cerradas para mí. Efectivamente tal y como me dijo don Policarpo, allí estaba el inspector Brozero jugando al guiñote. Hacía pareja con un siniestro personaje de pelo blanco que, según me dijo el camarero de voz rota, era un marchante de arte povera, Monsieur Trouvé (VER FOTO). Me acodé en la barra y llame al camarero.

Buenas tardes señor. ¿Lo de siempre?

Buenas tardes Hernando, sí, pero con Absolut por favor.

Me han dicho que eres un hombre con suerte, llegar y triunfar.

Aquí las noticias vuelan.

Sí, te daré un consejo... a manolo kas los contables le duran poco (me susurró al oído). Hernando Croto era una persona bien informada por lo que sería mejor que me andara con cuidado.

Me mantuve en la barra esperando que acabara la partida. Manolo se levantó discutiendo a gritos con el marchante por un malentendido generado por un supuesto marque en la jugada decisiva. Se acercó a la barra con cara de pocos amigos, pidió una cerveza y comenzó a hojear el ADN.

Armándome de valor me acerqué al iracundo inspector. Perdone que le interrumpa señor inspector, el juez don Policarpo me dijo que usted quizás podría ayudarme.

Mirada de reojo, respuesta de mala gana (estilo Harrison Ford en Blade Runner cuando E. James Olmos va a buscarle cuando está comiendo tallarines en el chino).... usted dirá....

Soy novelista y estoy inspirándome en el caso Gabarre para mi próximo libro. Como la lectura del sumario me resulta muy tediosa he decidido entrevistar a los principales actores del caso para aclararme las ideas.

Mire, se lo voy a decir muy clarito, esa puta se largó con algún chulo.

¿Puta?

Es una forma de hablar, no me malinterprete. Quise decir que se fugó voluntariamente con algún tío, sin más, seguramente tenía problemas.

Pero los hechos no parecen indicar que tuviera razones para fugarse.

Mire usted, nosotros en la investigación policial aplicamos las técnicas sicológicas más avanzadas. Si lee el Atlas de investigación criminal del Doctor Punset verá usted que el primer paso en cualquier investigación es desarrollar una teoría que justifique la realidad, una vez elaborada, los hechos que no concuerden con la teoría deben de ser descartados. Y mi teoría, y también la del juez instructor, es que Dolores se marchó voluntariamente. Hágame caso y no pierda el tiempo, si lo suyo es la novela negra aquí solo va a encontrar mariconadas. Dicho esto volvió a quedar ensimismado en la lectura del diario ADN.

Ya volvía a mi trago, cuando se me acercó el marchante con una sonrisa afable en el rostro.

Disculpe usted al inspector, está enfadado porque no comprende la genialidad de mi juego.

¿Es usted un genio?

Sí, junto Malevich soy el mejor pintor de la historia. Si compra uno de mis cuadros hará un gran negocio. Usted me ha caído bien y le voy a hacer el favor de venderle uno de mi serie inconclusa Futuro Artista.

¿Inconclusa?

Sí, no acabará nunca, en cuanto vendo un cuadro comienzo otro.

Pero, es que yo no compro nada que no se pueda beber o comer, soy un nómada de la vida.

No importa, yo le guardaré el cuadro siempre que usted viaje, para mí los cuadros son como los gatos, animales de compañía. Deme cincuenta Euros y le reservo preferencia para el próximo cuadro de la serie, será la inversión de su vida se lo aseguro.

Era tarde y decidí tomar un bocado antes de ir a trabajar.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.